“Please do not enter”

Nada se compara a la belleza de “Please do not enter”

Anuncis
Etiquetat , , ,

El arte nos comunica

Deviantart.com Culture by AagaardDS on deviantART Deviantart.com,. (2000). Culture by AagaardDS on deviantART. Retrieved 29 March 2014, from http://www.deviantart.com/art/Culture-120805398

Deviantart.com
Culture by AagaardDS on deviantART
Deviantart.com,. (2000). Culture by AagaardDS on deviantART. Retrieved 29 March 2014, from http://www.deviantart.com/art/Culture-120805398

Ahora bien, si la experiencia humana se traslada al mundo virtual, mediante un acceso individual a la pantalla, se pone en cuestión la experiencia social compartida para la significación común que se consigue con el contacto en el mundo real.

En ese contexto virtual, la comunicación depende del protocolo de comunicación.  Si cada uno construye el propio, la evolución del modelo llevaría a la división generalizada de estos. La respuesta según Vanderdorpe[i] se encuentra en el arte, entendiendo por el todas sus expresiones, ya que “l’art ha servit per a tendir ponts entre les diverses i contradictòries expressions de l’experiència humana[ii]”. Siendo el arte -visual, musical, etc.- un protocolo humano por el que comunicar a los demás los sentimientos interiores, podemos aventurar que seráuna eficaz herramienta facilitadora en la lucha contra la construcción individual alienada. Tal como aseguraba Leo Tolstoy:

“Art is not, as the metaphysicians say, the manifestation of some mysterious idea of beauty or God; it is not, as the aesthetical physiologists say, a game in which man lets off his excess of stored-up energy; it is not the expression of man’s emotions by external signs; it is not the production of pleasing objects; and, above all, it is not pleasure; but it is a means of union among men, joining them together in the same feelings, and indispensable for the life and progress toward well-being of individuals and of humanity[iii]”.

 

Referencias

[i] Vanderdorpe, 1999, p.58.

[ii] Vanderdorpe, 1999, p.58.

[iii] Popova, M. Leo Tolstoy on Emotional Infectiousness and What Separates Good Art from Bad In-text: (Popova, 2014) Bibliography: Popova, M. (2014). Leo Tolstoy on Emotional Infectiousness and What Separates Good Art from Bad. [online] Brain Pickings. Available at: http://www.brainpickings.org/index.php/2013/09/09/leo-tolstoy-what-is-art-infectiousness/ [Accessed 23 Apr. 2014].

Etiquetat , , ,

Sin personas no hay hipertexto

Hypertext Editing System (HES) IBM 2250 Display console – Brown University 1969

Hypertext Editing System (HES) IBM 2250 Display console – Brown University 1969. Fuente: Wikipedia.

El semiólogo canadiense Vanderdorpe destaca que los ordenadores modifican la forma en que se crea, transmite y almacena el saber. Por lo tanto, la textualidad cambiará en las generaciones venideras. Al contrario de la definición de Ducrot y Todorov (1972, Dictionnaire encyclopédique des sciences du langage. Paris. Seuil, Coll. Points, pàg. 375), el texto ya no es “autónomo y cerrado”, sino que puede ser interactivo y no tener un fin claro.

Esta dinámica que permite el hipertexto, donde cada enlace es una puerta a explorar puesta a disposición por el autor para el lector, rompe con el modelo anterior. Pero no por ello convierte a todo texto digital en no lineal. Es la mente humana la encargada de procesar esta información y, al igual que el árbol que cae en el bosque no produce ruido alguno si nadie le escucha, toda la cultura acumulada en un libro o Internet carece de sentido si no hay quien la interprete.

Para crear un guión propio es necesario acceder a Internet y combinar personalmente las expresiones culturales que allí se manifiestan. Por ello el hipertexto en sí no es más que una herramienta; su revolución existe en cada la medida que cada persona realiza la interoperativa de consumo en el mundo virtual.

Etiquetat ,

Las modificaciones del lenguaje: Piaget, Olson y Havelock

Esquema de Piaget

Si bien los estudios sobre pensamiento y lingüística han estado presentes a lo largo de la historia, en las últimas décadas se plantearon nuevos paradigmas gracias a los aportes de la corriente de Noam Chomsky en conjunto con los nuevos estudios de procesos de comprensión y producción en el lenguaje. 

En 1923 Piaget habla en ‘El Lenguaje y pensamiento del niño’ del lenguaje egocéntrico, que se expresa en sus primeros años de vida, y de un lenguaje social, cuando es posible que adopte el punto de vista del interlocutor. Vigotsky apunta que el “pensamiento verbal no constituye una forma natural de comportamiento, sino una forma histórico-cultural, que debido a ello se distingue en lo fundamental por toda una serie de propiedades y regularidades específicas, que no pueden encontrarse en las formas naturales del pensamiento y el lenguaje”. Chomsky reivindica la especificidad del lenguaje, como un hecho relacionado pero independiente del pensamiento. Los relativistas lingüísticos, normalmente encuadrados en Sapir-Whorf, defienden que el pensamiento depende del lenguaje:  la visión que las personas tenemos del mundo se configura a partir de la lengua que hablamos. Bernstein, en 1961, segmenta al lenguajes en distintos códigos según las clases sociales; desmentido por los estudios de Labov en los años ´70. Havelock demuestra este contacto en la las teorías de la oralidad y escri-tura primaria, griega y concluye que incluso “los poemas épicos, tal como los conocemos ahora, son el resultado de alguna trabazón entre la oralidad y la escritura”.

Independientemente de las distintas posiciones respecto a la relación del lenguaje y el pensamiento, existe un consenso entre todos los puntos de vista y es que hay una relación entre ambos. Las cuestiones de género en lingüística son un gran reflejo de ello: históricamente se ha hablado de ‘el hombre’ como sinónimo de todas personas, incluyendo las mujeres, debido a una concepción machista. Es lógico pensar entonces que una modificación en el lenguaje a través del hipertexto cambie la forma en que se estructuran los pensamientos.

David Olson no es ajeno a este impacto al tiempo que destaca la ubicuidad de la escritura en las sociedades modernas. Cuestiona que los índices de alfabetización universal son fundamentales para el progreso, concentrándose en una crítica profunda a la concepción occidental de la escritura. Basándose en Levy Strauss, para él la cultura escrita no es un camino real a la liberación, sino una forma de sometimiento.

“La nostra moderna concepció del món i la nostra moderna concepció de nosaltres mateixos són, podríem dir, el producte de la invenció d’un món sobre paper […] Amb la revolució digital i l’emergència de l’hipertext (o cibertext) ens podem preguntar si s’està gestant una nova concepció del món i de nosaltres mateixos com a producte de la invenció d’un món sobre la pantalla”.

Sostiene Havelock que “una teoría especial de la escritura griega encierra la proposición de que nuestra manera de usar los sentidos y nuestra manera de pensar están relacionados, y que en la transición de la oralidad griega los términos de esa relación se alteraron”. Para el autor, los cambios tecnológicos condujeron a nuevos puntos de vista en la personalidad de las personas.

Etiquetat , , ,

Interconexión y dinamismo en tiempo real

El ciberespai és el medi tecnològic en què emergeix aquesta nova civilització, la cibercultura”.

En la actualidad es prácticamente imposible ser impermeable al advenimiento de la hipertextualidad, ya que el acceso a la información está en el bolsillo de cada persona con sus dispositivos. Sólo con un gran esfuerzo se pueden encontrar nichos donde refugiarse del movimiento cibercultural. El cambio se produce desde la década de 1960 en adelante, cuando paulatinamente se modifica el acceso a la información y gradualmente el papel queda obsoleto.

“L’esdeveniment cultural més important que anuncia l’aparició del ciberespai és el desembragament entre aquests dos operadors sociales […] que són la universalitat i la totalització. […] El ciberespai dissol la pragmàtica de comunicació que, a partir de la invenció de l’escriptura, havia conjuminat l’universal i la totalitat […] Ens recondueix cap a la situació que hi havia abans de l’escriptura […] en la mesura en què la interconnexió i el dinamisme en temps real de les memòries en línia fa que novament es comparteixi el mateix context”.

Así, si anteriormente cada cerebro era un punto, la red les ha conectado en forma de nodos. Podemos aventurar que el hipertexto es una suerte de extensión de las redes neuronales, permitiendo que circule la información en todos los sentidos y que cada uno sea capaz de estructurar el consumo de contenidos e información a la carta.

Supone, también, una caída de los filtros que se configuraron con la escritura. Quien controlaba la edición -Iglesia, instituciones o escuelas- podía determinar más fácilmente el contexto y sentido. 

Etiquetat ,

El cerebro no es un ordenador

Cervell: […] és l’òrgan més elevat on és elaborada la vida de relació […] i regulada la vida vegetativa, alhora que constitueix el punt d’inser-ció somàtica de la vida psíquica”.

A mediados del siglo XX, figuras como el matemático Alan Turing comparaba al cerebro con el ordenador. La corriente que representaba disponía del mismo como un procesador central con propósitos múltiples y generales. La trascendencia de la comparativa, según Bruner, se atribuye a la Revolución Informativa que se llevaba a cabo en un mundo post-industrial: “En el lugar que ocupaba el concepto de significado se instaló el concepto de computabilidad”, afirma.

Pero actualmente esta teoría está descatalogada. En las sociedades es imposible entender el hombre, sus conductas y los razonamientos cerebrales sin el componente cultural que le rodea. La familia, amistades, instituciones y las costumbres son las piezas fundamentales para la formación de los infantes y el acompañamiento de los adultos. En las sociedades desarrolladas, el factor de conexión del hombre con los medios y con las nuevas tecnologías es tan relevante como los demás.

La tecnología ofrece actualmente infinitas capacidades de procesamiento e interacción con los humanos. Como afirma Vayreda I Duran, la metáfora de Internet es uno de los nuevos paradigmas y requiere una visión global, social y colectiva de los procesos. El sólo hecho de que existan más de 1.000 millones de usuarios conectados globalmente es un suceso único en la historia, ya que con este fenómeno se derribaron prácticamente todos los paradigmas en la comunicación. Explica Castells que la expansión masiva del ciberespacio tiene una pata fundamental en la primera revolución de la tecnología de la información en los Estados Unidos, con especial hincapié en el Silicon Valley de California.

¿Qué opináis?

Etiquetat , , , ,

La industria editorial como problema

papel_ebook_sin

El escritor Eloy Moreno describe en “Mi novela ya cuesta más en ebook que en papel” las barreras ya no sólo del libro sino del entorno y la industria que le protege.

A modo de resumen, lo que expresa son las profundas contradicciones que esta industria ha tenido para adaptarse a los nuevos tiempos. Como ocurrió con el cine y las discográficas, las editoriales han quedado presas de sus stakeholders del pasado en lugar de adaptarlos a los del futuro.

Su texto, a continuación:

Tenía que ocurrir, sólo era cuestión de tiempo. Hace ya años que en esos grandes barcos que se han convertido las editoriales ya no hay nadie al timón.  Ahora mismo son barcos a la deriva que continúan navegando sin rumbo, sin saber muy bien qué dirección tomar.

Las editoriales tuvieron una gran oportunidad cuando apareció el ebook, era el momento idóneo para reinventar la industria literaria, de la misma forma que se reinventaron los móviles con sus aplicaciones a bajo precio. Pero no lo hicieron, pues aquello suponía cargarse de un plumazo a todos los intermediarios, y claro, éstos querían seguir cobrando.

No se estrujaron demasiado los sesos buscando una solución adecuada, así que optaron por lo más sencillo: poner el ebook casi al mismo precio que un libro en papel… aunque no hubiera papel, ni distribución, ni almacenamiento físico…  No hace falta ser un Einstein para saber que eso iba a salir mal.

Con el tiempo se han dado cuenta de que se han metido en la tormenta perfecta: precios de los ebooks excesivos, plataformas confusas y complicadas (vease Libranda), usuarios que piratean a diestro y siniestro… Ahora, como ese naúfrago que busca opciones desesperadas, les da por lanzar Nubico, una especie de Spotify digital que llega tarde, muy tarde, cuando el usuario ya está acostumbrado -lamentablemente- a piratearse los libros.

Y en ese espiral de sinrazón e ignorancia, no tardaría en llegar el día en que un ebook costase más que su igual en papel. En mi caso, ese día ya ha llegado. Mi novela “Lo que encontré bajo el sofá” en versión catalana ya vale en ebook un euro más que en papel.

Y ustedes se preguntarán las razones de esta majadería. Pues la razón es sencilla, como les he dicho en principio, en estos barcos ya no hay capitán, o si lo hay hace mucho que se largó a una isla desierta donde no hay ni internet, ni redes sociales, ni atisbo de avance.

 

 

Etiquetat , ,

“Dentro de medio siglo habremos incorporado naturalmente las herramientas actuales”

En base a la propuesta de reflexión para escritores, me ha respondido la novelista Lucía Laragione. Escribe teatro, libros para niños/ jóvenes y el año pasado publicó su primera novela para adultos.

Image

1. Gracias al hipertexto, “las disgreciones de Sterne o los saltos de página de Cortázar se pueden incorporar de forma real a la estructura“. ¿Cambia tu forma de pensar a la hora de escribir en papel o digital?

No tengo incorporadas las herramientas informáticas de modo tal que puedan cambiar mi forma de escribir. Sin duda, han cambiado la forma de leer, facilitando enormemente el acceso a la información.

2. ¿Qué condicionantes y ventajas encuentras en cada una de estas dos opciones?

Escribo en la computadora para imprimir luego en papel.

3. Una persona de tu edad dentro de medio siglo, ¿seguirá teniendo estas barreras? ¿Por qué?

Una persona de mi edad, dentro de medio siglo, habrá incorporado naturalmente las herramientas actuales y, sin duda, se verá enfrentada a nuevos desafíos.

4. ¿Podremos integrar los dispositivos de lectura digital de forma natural como ocurrió con el libro? ¿Por qué?

Sí, porque el ser humano ha ido incorporando en la evolución las nuevas herramientas que fueron apareciendo.

5. Por último, ¿crees que estas tecnologías modificarán nuestros sistemas de lectura, escritura y pensamiento?

Sí, creo que, a la larga, lo harán.

Etiquetat

“La logística del pensamiento humano tienen su soporte principal en las facultades de la misma mente y no en los soportes tecnológicos”

El colombiano Paul Brito es escritor, periodista y editor. Ha publicado dos libros de cuentos: “Los intrusos” y “El ideal de Aquiles”. Se sumó a nuestra llamada a la reflexión con escritores de todo el mundo sobre el hipertexto.

Foto Paul Brito

1. Gracias al hipertexto, las digresiones de Sterne o los saltos de página de Cortázar se pueden incorporar de forma real a la estructura. ¿Cambia tu forma de pensar a la hora de escribir en papel o digital?
Creo que la forma siempre afecta el contenido, porque van ligadas inevitablemente. En el marco de lo digital, un documento en blanco no solo es un puente al interior del escritor, como lo es un papel en blanco, sino una ventana al mundo entero. Eso lo cambia todo por más que uno haga abstracción de ese mundo que late bajo una plantilla de Word. Sí, se puede apagar Internet mientras uno escribe, pero cada vez se vuelve más necesario estar conectados a la Red y eso hace más difícil concentrarse en las profundidades de uno mismo. Es como escribir en un mercado público.
2. ¿Qué condicionantes y ventajas encuentras en cada una de estas dos opciones?
Los condicionantes y ventajas van en la misma línea de la respuesta anterior. Por un lado, se tiene acceso instantáneo a información mundial y a personas de todo el mundo, incluso de tu propio pasado. Por otro, ese ventanal al mundo entero te puede distraer de conectarte más a tu mundo interior, que es al fin y al cabo la cantera más importante de conocimiento e inspiración para un escritor.
3. Una persona de tu edad dentro de medio siglo, ¿seguirá teniendo estas barreras? ¿Por qué?
Dentro de medio siglo, un adulto habrá nacido ya en un contexto mayoritariamente digital y virtual, por lo que tendrá menos conflictos por el cambio de paradigma al que se enfrenta un adulto que ha nacido y crecido en un contexto más manual o analógico. Sin embargo, también dentro de ese contexto digital el hombre del futuro deberá buscar un equilibrio entre su conocimiento interior y el desmesurado mundo de la red, entre sus propias metáforas, asociaciones y ensoñaciones, y la multiplicidad de las plataformas virtuales y sus hipervínculos. De la profunda retroalimentación entre ambos territorios, lo interior y lo exterior, seguirá dependiendo la creatividad de una persona en el futuro.
4. ¿Podremos integrar los dispositivos de lectura digital de forma natural como ocurrió con el libro? ¿Por qué?
Creo que sí podremos integrarlos, pues la infraestructura y la logística del pensamiento humano tienen su soporte principal en las facultades de la misma mente y no en los soportes tecnológicos. Son las herramientas tecnológicas las que finalmente deberán adaptarse a la mente humana y complementarla, pues el cerebro viene evolucionando desde hace miles de años y no solo desde la revolución industrial.
5. Por último, ¿crees que estas tecnologías modificarán nuestros sistemas de lectura, escritura y pensamiento?
Ya lo vienen haciendo. Pero prefiero pensar que el pensamiento humano, su continua reescritura, y  la rica y milenaria lectura de su legado, terminarán modificando la tecnología para que sea nuestra mente la que siga pensando por nosotros y no la inercia y la multiplicación de unos bytes.
Etiquetat

Dispositivos hipertextuales

Para acceder a los hipertextos necesitamos dispositivos capaces de leer y presentar el formato. Hoy en día, los más extendidos son:

  • Ordenadores
  • Smartphones
  • Tablets
  • E-Books

En este post me centraré en la opción de adquirir estos últimos, los lectores de libros electrónicos. El mercado ofrece actualmente cientos de plataformas y miles de modelos disponibles. Mi recomendación es que compréis el Kindle de Amazon con anuncios publicitarios en Estados Unidos.

Hay diversos motivos para esta decisión:

  1. El precio en USA con Ads es más competitivo que en Europa (Modelo de 69 USD y Paperwhite de 119 USD)
  2. También podréis encontrar una amplia gama en usados, por unos 50 USD
  3. Es un dispositivo muy extendido, por lo que los títulos de las editoriales son compatibles
  4. Lo respalda Amazon. Y esto es importante ya que otros competidores como Nook corren más riesgo de quedarse vagando en la estratosfera si cierra su casa matriz Barnes & Noble;
  5. Por último, los modelos que se extienden en los stores españoles tienen peor calidad y un precio más alto que el Kindle. Además de un catálogo incomparable con el que ofrece Amazon, tanto en español como inglés

¿Y el tema de formatos?

Si os obsesiona el tema formatos para E-Books, podéis ver una comparativa en Wikipedia. De nuevo, la fuerza de Kindle obliga a la industria a usar su formato -como pasa con Word y el .DOC-; aunque si tu material sólo está en ePub hay soluciones.

¿Cómo sincronizar y gestionar la bilblioteca?

Es cierto que en la era hipertextual hay muchas variantes a cada respuesta. Y que el pensamiento no lineal invita a abrir el abanico. Pero luego de probar muchas opciones, la mejor es Calibre. Y además es gratuito!

 

Etiquetat , , , ,